¿Qué documentos necesitas para reclamar de una deuda?

Cualquier documento relacionado con la deuda: facturas, albaranes, presupuestos, notas de entregas, contratos, reconocimientos de deudas, escrituras, pólizas, cartas y telegramas, correos electrónicos, faxes, resoluciones judiciales o arbitrales.


¿Qué pasos se siguen para el cobro de deudas? 

En primer lugar se intentará el cobro extrajudicial, aunque no se obligatorio puede ser conveniente.

Se contacta con el deudor y se le requiere el pago bajo apercibimiento de iniciar acciones judiciales.

Si la negociación no tiene éxito, se inician los procedimientos judiciales de reclamación.


¿Cuáles son los procedimientos judiciales disponibles para reclamar una deuda?

1) Tenemos en primer lugar a los procesos declarativos, que pueden ser de dos tipos: el procedimiento ordinario y el verbal.

En el proceso ordinario la demanda, una vez registrada e incoada la demanda, se notifica al deudor que dispone de 20 días para contestarla. Agotado los 20 días, se realiza una vista para intentar llegar a un acuerdo y, si no hay acuerdo, proponer prueba. Posteriormente se practica una segunda vista, donde se desarrolla la fase probatoria. El juez deberá dictar sentencia en un plazo máximo a 20 días desde que se celebra la segunda audiencia.


El juicio verbal solo tendrá una sola vista y luego el juez dictará la sentencia dentro de los 10 días posteriores.

 

2) Juicio Monitorio: en este caso es necesario que la deuda este documentada y sea liquida, vencida y exigible.


3) Juicio Cambiario utilizado para el cobro de deudas documentadas en cheques, pagarés y letras de cambio. 


¿Se puede recuperar el IVA de facturas impagadas?

Sí, es posible.

Es obligatoria la liquidación e ingreso del IVA aunque la deuda no se haya cobrado. Para evitar el perjuicio que ello provoca al acreedor, se ha establecido este mecanismo de recuperación.

Deben cumplirse los siguientes requisitos:

a) Que hayan transcurrido 6 meses (para empresas o personas que facturen menos de 6.010.121,04 euros al año) o un año (para empresas o personas que facturen más) desde la emisión de la factura impagada.

b) Que el impago haya quedado anotado en los libros exigidos para este impuesto.

c) Deuda mayor a 300 euros.

d) Haber iniciado reclamación judicial de la deuda.

 

Cuando se trate de operaciones a plazos se debe esperar un año desde el vencimiento del plazo impagado para proceder a la recuperación del IVA.

 
Dentro de los tres meses siguientes, se debe emitir y enviar al deudor una factura rectificativa anulando el IVA. Luego se deberá comunicar a Hacienda -en el plazo de 1 mes- la rectificación en su declaración del IVA. 

 

Recuperado el  IVA de una factura impagada, Hacienda perseguirá el cobro del IVA al deudor y el acreedor podrá continuar reclamando el importe del precio del bien o servicio.