INSTRUCTIVO LEGAL PARA SABER QUÉ HACER EN CASO DE SER AFECTADO POR LAS CLÁUSULAS SUELO.

 

Usted muy probablemente está pagando por su hipoteca más intereses que lo que corresponde. Lea el instructivo: es posible pagar menos interés durante el resto de la hipoteca.

 

Descarga gratis nuestro instructivo. Este instructivo es de distribución gratuita y puedes compartirlo con otras personas.

 

Es muy importante: muchos clientes se han visto muy beneficiados al saber qué hacer y qué no hacer en momentos críticos.







Instructivo afectados cláusula suelo
inst. cláusulas suelo.doc
Documento Microsoft Word [32.0 KB]

¡LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE CIUDAD REAL ORDENAR DEVOLVER LAS CANTIDADES PAGADAS POR CLAUSULA SUELO!

 

Las cláusulas suelo han sido objeto de quebraderos de cabeza y de angustia para muchos ciudadanos que en su día firmaron una hipoteca sin ser conscientes o teniendo un desconocimiento del verdadero efecto que podría tener dicha cláusula para sus bolsillos. Sin embargo, en los últimos tiempos, se están conociendo noticias que dan algo de oxígeno a quienes han sufrido la ‘asfixia’ de tener que hacer frente a pagos desorbitados de la hipoteca en un contexto de crisis económica y de desempleo.
La primera de esas noticias positivas llegó del Tribunal Supremo, que el año pasado declaró la nulidad de las cláusulas suelo. Sin embargo, desde la Audiencia provincia de Ciudad Real han adoptado una decisión aún más relevante, ya que ha dictaminado que los afectados por la cláusula suelo tienen derecho a que le sean devueltas las cantidades que han ido ingresando por este concepto hipotecario.
De esta manera, los magistrados de la Audiencia provincial de Ciudad Real apuestan de forma decidida por la defensa de aquellos consumidores que han estado sufriendo las consencuencia de un boom inmobiliario que se tradujo en un apetito voraz de muchas entidades bancarias por hacerse con un mayor ‘bocado’ en el reparto de la ‘tarta’ de los intereses derivados de la compra de pisos.

 

Fuente: La Tribuna de Ciudad Real

 

Un juez de Madrid considera que el IRPH de una hipoteca es una cláusula abusiva

AA

“Establecer el IRPH como índice en sustitución del Euribor resulta más perjudicial para el prestatario, lo que da lugar a declarar dicho índice como abusivo”. Así lo recoge la sentencia, fechada el pasado 5 de septiembre, del Juzgado de Primera Instancia de Collado Villalba (Madrid) que suspende la ejecución hipotecaria de una vivienda por impago de una hipoteca “a la vista de las numerosas cláusulas abusivas” existentes en el contrato hipotecario.

Lo novedoso de la sentencia es que, junto a las famosas cláusulas suelo o los intereses de demora, un juez considera, por primera vez, el carácter abusivo del IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios) un índice utilizado como referencia alternativa al Euribor en miles de hipotecas en España. Aunque no hay estadísticas oficiales, se calcula que el IRPH está presente en un 10% del volumen total de los préstamos destinados a la compra de una vivienda y es el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años para adquisición de vivienda libre que han concedido bancos y cajas durante el mes al que se refiere el índice. Adicae calcula que hay cerca de un millón de contratos de los 7 millones de hipotecas vivas que existen y considera que afecta "a cientos de miles de familias hipotecadas". 

La sentencia está fechada, además, varios días antes de que el Pleno del Congreso diera luz verde de forma definitiva a la nueva Ley de Emprendedores, en la que entre otras medidas se fija el nuevo índice que, a partir del 1 de noviembre próximo, sustituirá al IRPH hipotecario

 

Condenan a NCG a pagar más de 104.000 euros a dos matrimonios
Dos juzgados de A Coruña han condenado a Novagalicia Banco al pago de más de 104.000 euros a dos matrimonios, uno de la ciudad herculina y otro de Ferrol, por la comercialización de participaciones preferentes y obligaciones subordinadas, según recogen las sentencias difundidas por el despacho Agenor Abogados.

   En concreto, el de Primera Instancia número 1 de A Coruña rechaza la petición de la entidad de que la liquidez obtenida tras los canjes impida a los afectados reclamar la pérdida en las quitas. Así, declara "la anulabilidad de los contratos de adquisición de participaciones preferentes" y condena a abonar el importe de 65.040 euros, menos 25.784 euros que ya habían sido percibidos por un matrimonio ferrolano. También le condena a hacer frente a las costas del juicio.

   En cuanto al Juzgado de Primera Instancia números 6 de A Coruña, obliga en su fallo a devolver 39.688,82 euros a un matrimonio coruñés y sus dos hijas menores de edad, declarando "nulos" los contratos de compra de participaciones preferentes.

"SIN CONOCIMIENTOS FINANCIEROS"

   Según el despacho de abogados, los dos matrimonios eran clientes de Caixa Galicia y Caixanova y con perfiles inversores "conservadores y sin conocimientos financieros".

   "En el caso del matrimonio coruñés, el resultado del test de perfil inversor fue 'no conveniente' lo que no impidió a la Caja de Ahorros (sucursal de Los Rosales) colocarle hasta el año 2011 en 11 ocasiones las participaciones preferentes, incluso a nombre de sus dos hijas menores", explica el bufete.

   El matrimonio ferrolano era, desde hacía años, cliente de la sucursal de Caixanova, sita en la Plaza de Armas de Ferrol, y tenía, según su letrado, "una relación de confianza con sus empleados y especialmente con su director que le invierte en preferentes el dinero recibido de un herencia", explica.

RESTITUCIÓN DE LO INVERTIDO

   En las sentencias, se condena a la entidad a restituir todo lo invertido, y a pagar los intereses legales desde el momento de la contratación y las costas del juicio.

   Respecto a los canjes, el Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña considera que "es más que dudoso que, de la aceptación del canje de participaciones preferentes por acciones, pueda inferirse la voluntad del inversor de renunciar a la acción de anulación del contrato de adquisición realizado con vicio del consentimiento".


 

Anulan 45 cláusulas suelo en contratos de Popular y BBVA


 La Audiencia Provincial de Madrid ha anulado diez cláusulas suelo en contratos hipotecarios con Banco Popular y BBVA, con lo que son ya un total de 45 las cláusulas eliminadas por los tribunales tras las acciones legales emprendidas por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

En concreto, la organización apeló una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid respecto a aquellas que el Juzgado declaró válidas en contratos suscritos por BBVA y Banco Popular.

BBVA decidió retirar todas estas condiciones de sus hipotecas tras la sentencia del Tribunal Supremo del pasado mes de mayo. Para la OCU, la Audiencia clarifica así la jurisprudencia respecto al Popular, que no ha eliminado estas cláusulas.

"Prevalece la apariencia de que el tipo sería nominalmente variable al alza y a la baja cuando, en realidad exclusivamente lo sería hacia arriba", recoge la sentencia, que también incide: "La cláusula recibe asimismo un tratamiento inapropiadamente secundario, de modo que el consumidor no percibirá su verdadera relevancia".

Fuentes del Banco Popular han indicado a Europa Press que discrepan de las consideraciones de la sentencia y anticipan que la entidad presentará un recurso de casación

 

Condena al Banco CCM a devolver el dinero cobrado por las cláusulas suelo

La Audiencia Provincial de Cuenca ha ratificado una sentencia por la que se obliga a Banco de Castilla La Mancha a anular y devolver el dinero cobrado de más por las conocidas como ‘cláusulas suelo’, según informa Adicae.
La sentencia, dictada en segunda instancia y que ratifica la impulsada por el Juzgado de Primera Instancia e Institución 2 de Cuenca a finales de 2012, analiza la decisión del Tribunal Supremo de condenar a BBVA, Novagalicia Banco y CajaMar a eliminar sus cláusulas suelo, pero no a devolver el dinero cobrado de más a los hipotecados.


Una sentencia obliga a Unicaja a anular 28 cláusulas suelo

 

Unicaja tendrá que anular las cláusulas suelo de 28 hipotecas y devolver a los 39 afectados una cantidad que supera los 225.000 euros, cobrados de más en virtud de esta figura. 

Se trata de una sentencia emitida por el Juzgado de lo Mercantil 2 de Málaga, que vuelve a demostrar que las cláusulas suelo son abusivas puesto que no fueron negociadas individualmente con cada uno de los afectados y, por lo tanto, se pueden considerar condiciones generales de la contratación.

 

Fuente www.eldiario.es

 

Un juzgado de Bilbao condena al Banco Guipuzcoano por la cláusula suelo de la hipoteca

 

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Bilbao ha declarado nula por abusiva la 'cláusula suelo' que impuso el Banco Guipuzcoano en un crédito hipotecario contratado en 2004 y ha condenado a la entidad a pagar a su cliente las cantidades que le había cobrado en aplicación del tipo mínimo por encima del interés variable.

En un sentencia fechada el 7 de marzo y hecha pública hoy, el juzgado bilbaíno ha estimado íntegramente la demanda planteada por un hombre que el 9 de julio de 2004 contrató un préstamo hipotecario por un principal de 480.000 euros a devolver en 25 años, a un interés variable Euribor más un 0,50 de diferencial, y que preveía un tipo mínimo de referencia del 3% y un tipo máximo del 15%.

Dicho contrato fue ampliado el 30 de abril de 2008, en un principal de 90.000 euros más, para un total de 570.000 euros y en un plazo de 8 años más, para un total de 33 años, y manteniendo el tipo de interés variable.

La sentencia ha declarado nula la condición general de contratación que fija un tipo mínimo y máximo de referencia en el interés variable al considerar que, el tipo mínimo de referencia del 3%, denominado "cláusula suelo", "ha entrado en funcionamiento durante la vida del contrato, no habiendo superado el Euribor en los últimos 12 años el 6%".

El juez ha considerado que el cliente es "una persona ajena al mercado financiero" y por ello, acudió a su entidad la entidad bancaria "de confianza" para pedir un crédito, momento en que el Banco Guipuzcoano "le impuso esa cláusula", "sin mayor alternativa" y no le presentó otras ofertas.

El juez ha denunciado la "falta de buena fe" por parte del banco que conocía las previsiones de evolución futura de los tipos de interés y no informó de ello detalladamente a su cliente para "asegurarse un beneficio, conociendo el perjuicio" que iba a ocasionar a quién iba a rubricar el préstamo hipotecario.

Por ello, la sentencia ha citado resoluciones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en defensa de los consumidores y ha obligado al banco a eliminar del contrato la cláusula que fijaba un tipo mínimo y máximo de referencia en el interés variable, pero recuerda que el resto del contrato sigue vigente.

Así, el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Bilbao ha condenado al Banco Guipuzcoano a restituir a su cliente las prestaciones derivadas de la nulidad de la cláusula aplicada y a devolverle las cantidades que le había cobrado por encima del interés variable más el diferencial fijado, con sus intereses desde la fecha de cobro.

Se da la circunstancia, de que el Tribunal Supremo comenzará mañana martes a estudiar si declara abusivas las cláusulas "suelo" y "techo" de algunas hipotecas o si cabe responsabilizar a los bancos por inversiones de "alto riesgo" como las denominadas participaciones preferentes, entre otros asuntos.

La reunión se celebra cinco días después de que el Tribunal de Justicia de la UE haya sentenciado que el régimen procesal español en cuestión de desahucios es contrario a las normativas europeas porque impide al juez paralizarlos si considera que alguna de las cláusulas hipotecarias es abusiva.

www.elmundo.es

Condena a Liberbank por cláusulas suelo

 

Entre otras cuestiones, en el fallo judicial se indica que “las cláusulas reseñadas en la demanda deben ser consideradas abusivas pues se trata de estipulaciones no negociadas individualmente ni consentidas expresamente, que causan en perjuicio del consumidor y usuario un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes”, por lo que estas cláusulas suelo deben considerarse nulas.

La sección 1 de la Audiencia Provincial de Cáceres ha ratificado una sentencia dictada por el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº1 de dicha ciudad el pasado 3 de septiembre, que obligaba a Caja de Ahorros de Extremadura (actualmente integrada en Liberbank) a eliminar ocho cláusulas suelo y devolver a las familias afectadas el dinero cobrado de más, con los intereses legales desde cada cobro. La entidad recurrió la sentencia y, ahora, ha vuelto a ser derrotada judicialmente.

La citada Audiencia ha declarado “la nulidad por ser abusivas de las cláusulas contenidas en los préstamos hipotecarios, incluidas sus posteriores novaciones privadas –que fueron cuatro en total-”. Las cláusulas suelo de estos contratos oscilan entre el 2’65% de interés mínimo y el 12’95% de máximo, habiendo así una “evidente desproporción” según el fallo judicial. 

Aparte de la falta de reciprocidad entre el suelo y el techo, la Audiencia indica que estas cláusulas nunca fueron negociadas de manera individual con cada consumidor, recordando que según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, “el empresario que afirme que una determinada cláusula ha sido negociada individualmente asumirá la carga de la prueba”; pruebas que no han sido presentadas por Caja de Ahorros de Extremadura.

 

Haz clic aquí para acceder a preguntas y respuestas sobre cláusulas suelo

 

Las cláusulas suelo pueden desaparecer

La drástica caída del Euríbor hasta niveles históricamente bajos no consigue provocar alegrías entre todos los ciudadanos hipotecados. A pesar de que el índice de referencia utilizado para calcular la mayor parte de las hipotecas se ha situado incluso por debajo de los tipos de interés oficiales, en el 0,75%, la reducción de las cuotas mensuales no siempre recorre el mismo camino. ¿La razón? Algunas condiciones a las que se tienen que someter determinados ciudadanos en cuyas hipotecas rige una cláusula que limita los tipos de interés que puede aplicar el banco, pero no tanto al alza, sino a la baja.

Muchos ciudadanos descubrieron las cláusulas-suelo allá por 2009, cuando los tipos de interés comenzaron a retroceder, y el Euríbor siguió esa misma tendencia, desde el 5,30% de 2008 hasta cerca del 2,10% en que se situaba hace un año. En estos años, los cálculos de estos hipotecados han resultado ser completamente erróneos, porque sus bancos les han aplicado unos tipos de interés mínimos por encima del interés real del Euríbor más el correspondiente diferencial. Se calcula que los ciudadanos afectados por estas cláusulas-suelo que, en realidad, desconocían, pueden alcanzar los cuatro millones de personas.

En su momento, algunos usuarios de banca demandaron a su banco mientras que otros recibían explicaciones interminables que no acababan de comprender. Se sentían engañados por unas entidades que aprovecharon el ‘boom’ inmobiliario para introducir estas cláusulas en los contratos hipotecarios. Pero se puede poner punto y final a este sufrimiento. A pesar de que una familia se encuentre ante el calvario de soportar estas condiciones, si inicia acciones para solucionarlo, puede llegar a buen puerto. ¿Por qué? La Justicia ya ha dado la razón en numerosas ocasiones a afectados por las cláusulas-suelo con argumentos de peso: en muchos casos, la banca comercializó esas hipotecas “envenenadas” sin ningún tipo de rigor ni transparencia; y en otros casos, aunque el usuario conociera su existencia, pueden constituir un abuso por las propias condiciones aceptadas, al considerarse desproporcionadas.

Por qué las nuevas hipotecas no se benefician del euribor en mínimos

El Euribor, el principal indicador al que se referencian las hipotecas en España, marcó su mínimo histórico el pasado mes de septiembre, en el 0,74%, y con el índice actualmente en el 0,643%, todo apunta a que en octubre la tendencia bajista continuará. Como en septiembre de 2011 el Euribor estaba en el 2,067%, una hipoteca media (de unos 150.000 euros) que se haya revisado este mes se habrá abaratado unos 1.100 euros al año.

Pero si aquel que contrató una hipoteca en los últimos años tuvo que suscribirla con el euribor en niveles superiores al actual, el que lo haga hoy tendrá que pagar tipos superiores. La razón: las entidades han endurecido las condiciones para la concesión de hipotecas y aplican diferenciales mucho más altos a los de los últimos años, lo que compensa sobradamente la rebaja del indicador de referencia hipotecaria.

Las entidades han elevado los diferenciales que aplican sobre el euribor por sus mayores costes de financiación, elevados fundamentalmente por la crisis de la deuda en la zona euro. La guerra del pasivo que libran las entidades para captar depósitos, pagando tipos muy superiores a los del precio del dinero, obliga a las entidades a encarecer el crédito para no dañar en exceso los márgenes.

Así, mientras que hace un par de años, podían encontrarse un buen puñado de entidades que ofrecían hipotecas con diferenciales que no superaban el 0,4% sobre el euribor, hoy no hay prácticamente ninguna que comercialice créditos por debajo de euribor +1%.

Por ejemplo, en marzo de 2010, con el euribor en el 1,225%, Uno-e comercializaba una hipoteca al 1,515% (Euribor+0,29%), hoy, el crédito de la misma entidad se ofrece al 2,64% (Euribor+1,90%). En el caso de Activobank, ha pasado de aplicar un 0,35% sobre el euribor al cobrar el 2,25% más el indicador hipotecario.

Más recientemente, en febrero de este mismo año, el euribor se encontraba en el 1,678%, casi un punto más que la media de septiembre. Pese a ello, hay numerosos préstamos que hoy resultan igual o incluso más caros que hace ocho meses. En el caso de la Hipoteca Naranja de ING, en febrero aplicaba un diferencial del 0,99% sobre el Euribor a los clientes y del 1,24% a los no clientes. Apenas ocho meses después, los diferenciales se han elevado al 1,89% y 2,29%, respectivamente, lo que ha neutralizado la rebaja del Euribor. Algo similar ocurre con la Hipoteca Azul de iBanesto, que ha pasado de euribor más 1,14% a Euribor más 2,24% (en el caso de que el importe de la hipoteca sea inferior a 150.000 euros, el diferencial aplicado es del 2,64%). La Hipoteca Activa Plus también ha aumentado en un punto el diferencial que aplica sobre el euribor en el mismo periodo. Ha pasado del 1,25% al 2,25%. Además, para conseguir estos tipos requieren cierta vinculación con el banco. Por ejemplo, en el caso de Activo Bank, para lograr el Euribor más 2,25% el cliente debe contratar un seguro de vida y la nómina domiciliada. Si no, el diferencial aplicado es del 2,50%. Además, a partir del segundo año, el tipo de interés mínimo es del 3%, por lo que si el índice continúa cayendo, el cliente ya no podrá beneficiarse de las bajadas.

Con el endurecimiento de las condiciones de las hipotecas, lo que han hecho muchas entidades ha sido dejar de comercializar un tipo concreto y apostar por unas condiciones personalizadas para cada cliente. En 2010, Bankinter ofrecía una de las mejores hipotecas del mercado (euribor+0,35%). En la actualidad, la hipoteca se comercializa con un tipo fijo el primer año del 4,5% y el resto de los años, euribor más un precio personalizado. Lo mismo que Oficinadirecta.com, de Banco Pastor, hoy del grupo Banco Popular que ofrecía el euribor+0,39%.

Una de las pocas entidades que mantiene en su hipoteca el mismo diferencial que en febrero es Bancopopular-e, 0,75 puntos. Pero a diferencia de las otras entidades, lo aplica sobre el IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios) sobre el conjunto de las entidades. Este indicador en febrero estaba situado en el 3,737% y en agosto, en el 3,430%, con lo que la diferencia de este índice con el euribor incluso se ha ampliado en ese plazo, pasando de 2,059 a 2,533 puntos porcentuales

 

La banca retoma la cláusula de suelo que impide bajar la hipoteca

El euríbor cerrará hoy el mes de agosto con una cifra insólita: se quedará en el 0,88 %. Nunca antes este indicador había bajado del 1 %, un descenso precipitado por la bajada del precio oficial del dinero en julio y que, según todos los analistas, seguirá su senda descendente. La diferencia con agosto del 2011 es notable: ha caído el euríbor más del 60 %, pasando del 2 % a ese 0,8. Es el mayor desplome desde enero del 2010.

¿Y en qué se traducen todas esas cifras? Pues en nada para miles de clientes que tienen la cláusula de suelo en sus contratos con los bancos. Ese punto marca un mínimo (el 2 o el 3?% en la mayoría de los casos) a partir del cual los intereses no bajan. Es decir, aunque el euríbor esté en el 0,8 %, se sigue pagando al 2. Las organizaciones de usuarios de banca creen que por término medio un cliente deja de ahorrarse entre 1.000 y 3.000 euros al año con esta práctica. Varias entidades que en los últimos años habían decidido suprimir esas cláusulas (bien por tener sentencias judiciales desfavorables, bien por política comercial) han optado por recuperarlas. Una comprobación sobre el terreno lo corrobora: en las sucursales de las 5 entidades financieras con mayor negocio en la comunidad gallega las hipotecas que se ofrecen tienen un suelo, aunque en algunos casos es negociable, en función de otras condiciones (solvencia del cliente, contratar otros productos como seguros o tarjetas...).

A los bancos esta práctica les permite incrementar sus beneficios, o mitigar sus pérdidas, según el caso. Porque obtienen financiación utilizando como referencia el euríbor, pero a los clientes se lo cobran, por término medio, por encima.

Otra práctica es incrementar el diferencial, es decir, fijar la cuota del préstamo con el euríbor más 3 o 4 puntos.

 


En esta sentencia el juez considera “que la cláusula reflejada en los contratos de los consumidores demandantes merece la consideración de abusiva” y por ello “debe de procederse a la eliminación de dichas cláusulas”.

2 sentencias en las que los jueces declaran abusivas más de 20 cláusulas suelo y exigen su eliminación inmediata

 

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº1 de Cáceres ha declarado la nulidad por abusiva de la cláusula suelo que aparece en los contratos de préstamo hipotecario de Caja de Ahorros de Extremadura. La condena supone eliminar las cláusulas y que el juzgado condene a la entidad a devolver a los afectados "las cantidades cobradas indebidamente” con los intereses legales. Se trata de una demanda agrupada presentada en nombre de 11 afectados, con suelos desde el 2’65% y techos de hasta el 12%, aunque es frecuente un 5% de suelo.

Por otro lado el Juzgado de lo Mercantil 2 de Segovia ha obligado a Caja Segovia (ahora Bankia) a eliminar las cláusulas suelo de las hipotecas de otros 11 consumidores. El juez dice que  el contenido de la cláusula no ha sido fruto de una negociación entre las partes. Declara su condición de abusiva ya que “causa un desequilibrio importante entre las posiciones de ambas partes, derivadas del contrato, en perjuicio del consumidor”. La cláusula es abusiva por no contener el préstamo ninguna contrapartida al riesgo que asume el consumidor, por no existir una "cláusula techo”.

 

 

La banca ingresa 630 millones de euros al año gracias a las polémicas cláusulas suelo

Las cláusulas suelo -mínimos de tipos de interés que los hipotecados están obligados a pagar aunque el Euribor baje y baje- sostienen los resultados de la banca", ha denunciado la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc). Según sus cálculos, los hipotecados afectados por esta cláusula "subsidian anualmente al sector bancario con 630 millones de euros".

Este colectivo recuerda que el número de damnificados por el suelo en sus hipotecas asciende, según datos del Banco de España (BE) al 30% del total de ciudadanos hipotecados. Porcentaje que no se está beneficiando de las bajadas del Euribor, en mínimos históricos, ya que "distintas cláusulas o productos tóxicos lo evitan".

346.500 familias estarían padeciendo estas cláusulas

"Si tenemos en cuenta que la cláusula suelo se empezó a imponer hacia el año 2007 y que desde ese momento se han firmado más de 1.155.000 contratos de hipotecas, en torno a 346.500 personas o familias titulares de una hipoteca sufren los abusos de la cláusula suelo", indica Ausbanc en un comunicado.

Partiendo de este dato hace su cálculo. La asociación indica que en una hipoteca media de 150.000 euros con el nivel actual del Euribor más un diferencial razonable del 1% la cuota se queda en unos 640 euros al mes (7.680 euros al año). Sin embargo, estima que si esa misma hipoteca está sujeta a un suelo del 4%, la cuota se incrementaría en 1.821 euros al año, hasta los 9.501 euros anuales.

Así, Ausbanc multiplica este encarecimiento de 1.821 por el número de hipotecas con cláusula suelo (346.500) para obtener el resultado de 630 millones de euros. Una cantidad que denomina "beneficios adicionales para la banca".

El propio BE hablaba de ellas como factor de estabilidad a las cuentas de entidades

Este colectivo recuerda además que el propio BE, en un informe del 2010, reconocía este factor al hablar de las cláusulas suelo como una "finalidad de proporcionar estabilidad a los resultados (...) lo que es consecuente con la prudencia que caracteriza a la actividad financiera".

Esta polémica realidad, como indica Ausbanc, ha traído consigo más de 22 sentencias 'anti suelo' que han declarado nulas este tipo de cláusulas. Por ello, desde Ausbanc, animan a las familias y personas a "denunciar este tipo producto que tanto daño están haciendo a las economías familiares, y que tanto están beneficiando al sector financiero"

 

SENTENCIAS CONTRAS LAS CLAUSULAS SUELO

El cerco en torno al suelo en las hipotecas continúa estrechándose. El Juzgado de lo Mercantil n.º 1 de Cádiz ha declarado nula la cláusula suelo en un contrato hipotecario firmado por un asociado de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) con la entidad Unicaja, según ha informado dicha asociación.

De este modo, con ésta, ya son 10 las sentencias las ganadas por esta organización que consideran abusiva esta cláusula y la declaran nula España. En Andalucía representa el tercer auto en este sentido. De este forma, Unicaja pasa a la lista de entidades condenadas (nueve en total).

Según consta en la sentencia, se declara la nulidad de pleno derecho de la cláusula suelo y hace un análisis basado en dos puntos fundamentales.

'En definitiva, se entiende probado que el contrato se redactó de forma genérica'

Por un lado por la condición general de la contratación. Si bien la demandada alegó que no hubo imposición y sí negociación, no se ha acreditado en el proceso tal negociación, "sino todo lo contrario". A este respecto, el testimonio de un empleado de la entidad reconoció que todas las hipotecas tenía suelo y nunca techo. También se acreditó que no había existido oferta vinculante. "En definitiva, se entiende probado que el contrato se redactó de forma genérica, y la cláusula se incorporaba a todos los contratos de similares características al del prestatario", como se puede leer en el comunicado remitido por Ausbanc.

En segundo lugar, la condición general es abusiva. La entidad siempre percibe un mínimo pero, en cambio, el contrato no tiene ningún máximo. Por ello, se entiende que "hay una falta de reciprocidad en perjuicio del consumidor y contraria a la buena fe". "Se concede a la entidad una protección de la que no goza el consumidor, por lo que las partes no asumen el mismo riesgo", explica la asociación de usuarios en una nota.

"A pesar de que los tribunales están dando la razón a los consumidores y algunas entidades están, con muy buen criterio, llegando a acuerdos extrajudiciales con algunos de sus clientes, otras sin embargo no escarmientan", denuncian desde Ausbanc.

'Las entidades han sumado a la restricción del crédito una 'pesadilla' más para sus clientes'

En este sentido, este colectivo apunta que "en los últimos tiempos conseguir un crédito hipotecario es misión prácticamente imposible, y las entidades han sumado a la restricción del crédito una 'pesadilla' más para sus clientes".

"Al ver que sus beneficios pueden bajar aún más", continúa Ausbanc en su nota, "con las bajadas del Euribor que se están produciendo en los últimos meses, y se prevé que continúe durante 2012, algunas entidades, en un gesto absolutamente abusivo, están subiendo los diferenciales de sus hipotecas y otras, amparándose en la orden ministerial del pasado octubre que legitima la inclusión de esta cláusula abusiva en las hipotecas, están volviendo a incluir la cláusula suelo en sus contratos", advierte.

 

La desconocida cláusula del 'suelo' frustrará las ilusiones de muchos hipotecados

Aviso importante a los hipotecados. Antes de seguir frotándose las manos pensando en su próxima revisión, donde muchos prevén ahorrarse hasta 300 euros en la cuota mensual merced al desplome del Euribor (ha pasado de 5,3% al 2,1% de julio a febrero), revisen todas las cláusulas de su contrato con el banco. Si en el apartado del tipo de interés al que selló su crédito lee algún epígrafe como 'Límite a la variación del tipo de interés' échese a temblar.
FORO: ¿Conoce algún caso? ¿Se ha visto sorprendido en su revisión por alguna cláusula que no esperaba?

La cláusula, legal y negociable, también se conoce como 'suelo', es decir, el porcentaje más bajo al que usted podrá pagar su préstamo al margen de la cotización del Euribor. Hay entidades que la aplican y otras que no, pero en general, el asunto les crea cierta incomodidad por el posible aluvión de quejas que puede acarrear.

Aunque el Euribor más el diferencial acordado en su día con su entidad marquen una cifra actual de aproximadamente el 2,5%, si usted tiene firmado un 'suelo' del 3%, el 4% o, incluso, el 5%, tendrá que seguir amortizando en relación con ese mínimo. "Existe desde siempre y es variable. Normalmente, coincide con el Euribor más el diferencial del momento en el que se firmó la hipoteca. De esta manera, las entidades se aseguran seguir cobrando lo mismo", confirma David (nombre ficticio), trabajador de un banco.

De esta manera, serán miles los que habrán sellado su préstamo hipotecario en los últimos años y que pueden haber pasado por alto este el gran desconocido llamado 'suelo' eclipsado por el Euribor. "Muchos no saben que existe y seguro que en los próximos meses vendrá mucha gente a protestar. Cuando se firma una hipoteca nunca se comenta esto. Ni te lo preguntan ni se lo dices. Sólo se habla del Euribor más el diferencial. Algo que a los clientes ya les cuesta entender", señala Lidia (nombre ficticio), empleada de una entidad que diariamente gestiona concesiones de hipotecas.

Esta cláusula puede quitarse si el banco y el hipotecado llegan a un acuerdo


"Normalmente, este 'suelo' está entre el 3,5% y el 5,5% (suvivienda.es ha podido saber que estos porcentajes varían mucho dependiendo del banco o caja del que se trate). Todo es negociable y dependerá también del cliente. Estos años, con el Euribor alto, aquí se ha fijado un mínimo de entre el 5% y el 5,5%. Ahora, este nivel está en el 2,5%, aunque llevo mucho tiempo sin firmar una hipoteca", apunta David. Esta cláusula puede quitarse si el banco y el hipotecado llegan a un acuerdo, pero el problema está en la falta de información al respecto. "La gente no sabe lo qué es el 'suelo' y los bancos lo que hacen es obviar la cláusula sin dar información al respecto si no se les pregunta", indica David, que señala que "las bajadas del Euribor serán en muchos casos no reales".

 

Así, numerosos hipotecados no tienen acceso a los tipos hipotecarios más bajos en los últimos 14 años. Desde enero de 1999, su cuota más elevada la alcanzó hace cuatro años, en julio de 2008, el 5,393%. En su cotización diaria, el Euribor ha cotizado en el 0,805%.

 

 


El 'suelo' impide a miles de hipotecados descontar el Euribor más bajo de la historia

El indicador hipotecario más utilizado en España (el 95% de los créditos) ha cerrado agosto en el 0,877% la cota más baja de su historia. Para una hipoteca media con revisión anual de 150.000 euros -a 25 años y un diferencial del 0,5%-, esta caída se traduce en un ahorro anual de 1.068 euros, a razón de 89 cada mes. Si la hipoteca se revisa cada seis meses, el ahorro se reduce a 57 euros por mes.

La caída del Euribor durante el mes de agosto tiene su origen en la política de tipos de interés bajos que practica el Banco Central Europeo, que los mantiene al 0,75% y que podría seguir rebajando este año, algo que ya estaría descontándose en estos momento.

Por primera vez, el Euribor cierra un mes por debajo del 1%, pero no todos los que cumplen religiosamente con los pagos de su hipoteca se beneficiarán de la buena noticia. Según las asociaciones de consumidores, en torno a 346.500 familias tienen estas cláusulas en sus contratos incluyen en sus contratos hipotecarios cláusulas suelo, es decir, límites a la influencia del Euribor en caso de que este descienda, que suelen colocar ese límite entre el 2% y 4%.

El 'suelo' es una práctica empleada por la banca desde el año 2007, que aprovechó una racha alcista del indicador para incluirlo en los contratos. Desde entonces, en España se han firmado en torno a 1,15 millones de hipotecas, por lo que la cláusula -considerada por muchos ilegal y tramposa- afectaría en torno al 30% de quienes se hipotecaron desde entonces.

Según Ausbanc, uno de los colectivos que mantiene un pulso judicial con la banca, las entidades financieras ingresan 630 millones de euros cada año gracias a las polémicas cláusulas suelo.

La Audiencia Provincial anula una "cláusula suelo", la primera en la región

Las claúsulas suelo de las hipótecas empiezan a tener sus días contados dada la intensa actividad procesal de los últimos meses y la  cantidad de sentencias ‘anti-suelo’ que han anulado estas condiciones, más de una veintena, por considerar que las condiciones generales son abusivas y entender que no hay una justa reciprocidad de derechos y obligaciones respecto al contrato. A esta batería de fallos judiciales se ha sumado también la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Toledo, que ha estimado el recurso de apelación interpuesto por un particular contra la sentencia del Juzgado de lo Mercantil, anulando esta cláusula suelo firmada con la entidad ‘Credifimo’, y condenado al banco a reintegrar al demandante la cantidad cobradas en relación a estas condiciones.La Audiencia Provincial se suma a la larga lista de órganos judiciales que se están pronunciando sobre esta polémica claúsula, pero encabeza la lista en Castilla-La Mancha porque es la primera sentencia dictada en la región y la única que ha emitido éste hasta la fecha. También el demandante era uno más de ese 30% de hipotecados afectados por estas condiciones que se ven privados de las ventajas de la bajada del euribor, que se encuentra a niveles mínimos, porque en su momento se estableció un límite inferior del tipo de interés muy ajustado y un techo ficticio.En este caso concreto, el hipotectado que recurrió a la Audiencia mantenía «un contrato que incluía que el tipo de interés aplicable al devengo de los intereses ordinarios no podría ser superior al 20% ni inferior al 4,10% nominal actual». Si bien, la Sala aprecia que en la reciprocidad de derechos y obligaciones entre el hipotecado y la entidad no hay equilibrio porque ese límite del 4,10 % de interés permite el cobro « de un importe superior al que conforme al pacto general de fijación debería habérsele satisfecho». Además, el techo de la claúsula «es prácticamente impensable» que pueda favorecer al prestatario, según el magistrado, tanto en la actualidad como cuando se contrató el préstamo.Por tanto, la cuestión a dirimir no es si los porcentajes del contrato son «más o menos onerosos», sino «la falta de reciprocidad en los derechos que realmente pueden nacer del contrato para las partes porque así la prestamista se asegura una amplia protección de sus intereses ante la variabilidad de los tipos de interés de la que prácticamente carece el prestatario».En este caso, el magistrado incide en que el tribunal sólo entra a valorar el equilibrio y considera que lo habría si a ese límite máximo del 20% le acompañara un límite mínimo «tan bajo que pudiera entenderse con alguna capacidad de surtir eficacia», puesto que de esta manera «ninguna de las partes tendría derecho alguno». Además, la Sala entiende que se perjudica al consumidor, apunta que la claúsula puede considerarse abusiva y se suma al razonamiento de otras sentencias emitidas este año por la Audiencia Provincial de Cáceres y la de Burgos.Por tanto, el tribunal revoca la sentencia del juzgado de lo Mercantil, anula exclusivamente esta cláusula del préstamo hipotecario entre ambas partes y obliga a la entidad bancaria a reintegrar «las prestaciones» derivadas de esa condición.
Miles de afectados. El dictamen de la Audiencia Provincial puede invitar a muchos afectados a recurrir a los tribunales, una posibilidad a la que se están acogiendo colectivos y particulares. 

 


Sentencia contra la cláusula suelo de una hipoteca

 Un juzgado de primera instancia de Zamora ha anulado por abusiva una cláusula suelo. La juez ha dado íntegramente la razón a la demandante que, en febrero de 2007, adquirió una vivienda con plaza de garaje subrogándose en un contrato de préstamo con garantía hipotecaria suscrito entre un banco y la sociedad promotora.En la hipoteca suscrita entre el banco y la promotora la cláusula suelo -intereses mínimos- era del 3,75%, y la cláusula techo -intereses máximos- del 12%. De esta manera el único beneficiado es el banco, ya que hace tiempo que el tipo de interés del dinero  es muy bajo. Cuando la demandante se subrogó como deudor hipotecario en lugar de la sociedad promotora la cláusula suelo pasó a ser del 4,45%. (En el momento de la firma de la escritura pública de subrogación y novación, el euribor, al que estaba referenciada la hipoteca, era del 4,094 %). La cláusula techo no se modificó. El banco modificó unilateralmente la cláusula. Si la demandante quería comprar la vivienda tenía que aceptarla. Estaba ante un contrato de adhesión. El abogado fundó la demanda  en dos argumentos. Por un lado, la cláusula techo era prácticamente inaplicable a la vista de la evolución histórica del euribor; además,  había una gran  desproporción entre las cláusulas techo y suelo.La juez declara la nulidad de la cláusula suelo-techo de la escritura de compraventa con subrogación y novación de préstamo hipotecario por abusiva. Falla que hay un claro desequilibrio entre la cláusula suelo y la cláusula techo, ilusoria en su aplicación para beneficio del cliente y propensa a beneficiar al banco, que por eso la incluyó en el contrato, incumpliendo el deber de transparencia de las condiciones financieras de los préstamos hipotecarios («y ello dado el desfase apreciado de las mismas en relación a la cláusula techo que la acompaña (…), nulidad que conllevará la retroacción de todos los efectos al momento inmediatamente anterior a la celebración del referido contrato»). La juez se basa en el  artículo 51 de la Constitución, incluido en el Título I, de los Derechos y deberes fundamentales, en la normativa de protección al consumidor y en sentencias anteriores. Además  condena al banco a realizar un nuevo cálculo de todas las cuotas del crédito  desde la firma de la escritura y, en virtud de dicho cálculo, a abonar a la demandante las cantidades indebidamente cobradas. 



 

La banca ganará más a costa de cuatro millones de hipotecados

La bajada de tipo de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) tendrá un "nulo impacto" para cuatro millones de hipotecados. Según señala Adicae, la asociación de usuarios bancos cajas y seguros, el hecho de que millones de personas que se endeudaron para comprar una vivienda tengan en sus préstamos las llamadas "cláusulas suelo" hace que las rebajas de tipos de interés no repercutan en favor de los consumidores.

Así, esta asociación denuncia que este tipo de cláusulas están haciendo que muchas familias hipotecadas estén pagando tipos de entre el 3,5% y el 6% en un momento en el que el Euríbor se sitúa en el 1,26%. De hecho, estas disposiciones que bancos y cajas están volviendo a incorporar a las nuevas hipotecas, han motivado una macrodemanda colectiva de Adicae contra más de cien bancos y cajas a la que se han sumado más de 15.000 hipotecados.  

Según la asociación de usuarios de la banca, las cláusulas suelo hacen que en una hipoteca de 150.000 euros a treinta años, la cuota mensual sea de media 142 euros más, lo que le supone al cliente pagar alrededor de 1700 euros de más al año. Este es el motivo, prosigue Adicae a través de un comunicado, por el que un 10% de las hipotecas con cláusulas suelo estén teniendo crecientes problemas de morosidad. 

  

 

La 'cláusula suelo' cuesta a los hipotecados la paga extra de verano

La polémica cláusula suelo hipotecaria sigue más vigente que nunca. El principal motivo es que, a pesar de todas las manifestaciones, denuncias y demandas individuales y colectivas (muchas de ellas ganadas), el "suelo" sigue siendo legal en España, por lo que muchas hipotecas de nueva constitución siguen contando con este interés mínimo entre sus condiciones.

   Pero además, el bajísimo Euribor actual hace que los hipotecados con esta cláusula en su contrato noten mucho más su presencia, ya que están viendo cómo el índice no para de bajar mientras su cuota sigue estancada en un 3%, 4% o incluso 5% de interés fijo.

   Según el portal de finanzas personales HelpMyCash.com, estas cláusulas están haciendo perder a los afectados entre 400 y 2.800 euros anuales, lo que puede muy bien equivaler a la paga extra de vacaciones.

   Cogiendo como ejemplo una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años con un tipo de interés de Euribor + 1%, según el último valor medio del Euribor a 12 meses (1,061%) la cuota sin suelo sería este mes de 640 euros.

   Pero si a esta misma hipoteca le aplicamos un interés mínimo o "suelo" del 2,50%, la cuota a pagar sería de 673 euros (33 euros más al mes y 395 más al año); con un 3%, la cuota pasa a ser de 711 euros (71 euros más al mes y 856 más al año); con un 4%, la cuota pasa a ser de 792 euros (152 más al mes y 1.821 más al año); y con un suelo del 5% (nada inusual en nuestro país), la cuota a pagar en agosto aumenta en 237 euros al mes y 2.843 al año. [Calcular ¿Cuánto has pagado de más a causa de la cláusula suelo?]

   En la actualidad, esta práctica está considerada como lícita por el Banco de España ya que existen tres puntos que, según la entidad, protegen al hipotecado: uno, en los contratos también existe un "techo" que evita que el interés a pagar se dispare; dos, este interés mínimo estaba en el contrato a la vista del cliente antes de la firma; y tres, existe el libre mercado y el cliente siempre es libre de solicitar el préstamo a otra entidad.

   En contrapartida, cabe apuntar que son precisamente los dos primeros puntos, aunque expresados con otras palabras, los que han hecho ganar decenas de juicios: uno, existe un desfase entre el "techo" y el "suelo", es decir, el interés mínimo protege al banco pero el máximo no protege al hipotecado; y dos, a pesar de que el interés mínimo siempre estuvo en el contrato quizá no lo estaba en la oferta vinculante y nadie informó al cliente, antes de la firma, sobre el funcionamiento de esta cláusula que le impediría beneficiarse de cualquier bajada futura del Euribor.

 




El Euribor de agosto sigue pulverizando récords a la baja
.

El indicador más utilizado como referencia en las hipotecas en España cerró por primera vez por debajo del 1%, en el 0,877%. Esta tónica, que continuará en los próximos meses, ha permitido ahorrarse a los hipotecados que revisen su préstamo ahora 1.000 euros anuales. Sin embargo, no todos podrán beneficiarse de esta y futuras caídas porque sus hipotecas tienen suelo. Pero no hay que desesperarse: es posible quitarlo.

 

¿En qué consiste el suelo de una hipoteca?

La cláusula suelo o suelo de una hipoteca es un tipo mínimo de interés que no permite que el hipotecado pague menos cuando el Euribor está bajo. En otras palabras, es el interés mínimo que vamos a pagar, pase lo que pase, durante toda la vida de la hipoteca. Los contratos que contemplan este interés mínimo, suelen ubicarlo entre el 3 y el 5%.

Es decir, si indicador más el diferencial es inferior al suelo establecido en el contrato hipotecario, se aplicará el suelo. Si por el contrario, es superior se aplicará euríbor más diferencial. En cualquier de los dos casos, la entidad aplicará el tipo más alto de los dos.

 

 

Récord del Euríbor y alegría para las hipotecas: baja del 1% por primera vez

Hace sólo 12 meses, el Euríbor se encontraba por encima del 2%. Este lunes, a falta de días para que cierre el mes, el indicador a doce meses ha caído este lunes en tasa diaria al 0,897%, por primera vez en su historia por debajo del 0,9%.

Para una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años, con un diferencial de 0,75 puntos, el coste mensual de ese crédito supondría, hasta ahora, unos 690 euros. Si esa hipoteca se revisase este mismo mes, con el Euribor en el 0,90%, el coste pasaría a ser de 610 euros. Es decir, un ahorro de casi 1.000 euros en un año. Las hipotecas medias de 120.000 euros a 20 años experimentarían un descenso de la cuota mensual de 66,97 euros y una bajada de la anual de 803,64 euros.


Esto supone que un año el euríbor ha perdido más de un punto porcentual, ya que en agosto de 2011 se elevaba al 2,097 %. El pasado 24 de julio el euríbor se negoció por primera vez por debajo del 1 %, y cerró el mes en un mínimo histórico del 1,061 %. Con la de hoy el euríbor suma ya quince sesiones ininterrumpidas por debajo del 1 %.
Fuente cincodias.com

 

Sigue la pelea contra las cláusulas suelo en las hipotecas

Según un informe de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de España, ADICAE, tras de una época de subidas de tipos (2004-2008) el euribor bajó del 3,5% (cláusula suelo media) en enero de 2009, por lo que es a partir de este momento cuando el consumidor empieza a sufrir perjuicio y pagando un exceso de intereses debido a esta cláusula suelo.

Para una hipoteca de 200.000 euros, constituida por un periodo de tiempo de 30 años y con revisión anual del tipo de interés una cláusula suelo del 3,5% en su hipoteca con un diferencial de 0,5 el perjuicio anual sería de 500,04 euros; si el diferencial establecido es del 0,75 el perjuicio anual sería de 170,76 euros. Para diferenciales mayores no habría perjuicio.

Los usuarios que a los que la revisión de su hipoteca correspondiese en Febrero de 2009 (o contratasen su hipoteca en Febrero de 2009 con cláusula suelo), sufrirían perjuicio económico para todos los diferenciales considerados por ADICAE (0,5, 0,75, 1 y 1,25), siendo respectivamente de 1.124,78, 806,88, 483 y 153,48 euros anualmente.

A partir de Febrero de 2009 todo consumidor que revisase su cuota hipotecaria sufría perjuicio económico. Debido a la bajada continuada del euribor durante 2009, el perjuicio que sufre el consumidor va en ascenso.

Actividad de los juzgados

Las sentencias individuales por las que jueces de primera instancia van condenando a algunas entidades por la abusiva cláusula suelo hipotecaria confirman argumentos planteados en la macrodemanda colectiva interpuesta en septiembre pasado por ADICAE contra 45 entidades, a la que se han sumado ya más de 17.000 familias afectadas y que se ampliará con la incorporación de 46 entidades que no habían entrado en la demanda inicial.

Las sentencias conocidas hasta el momento, que determinan la abusividad de la cláusula suelo por la desproporción con que se fija en las hipotecas, es un impulso a la macrodemanda de ADICAE, que se basa en los argumentos fundamentales de las sentencias dictadas hasta el momento, todo lo cual apoya además la petición de ADICAE de resarcimiento a los afectados (que no abordan dichas sentencias).

De esta forma, y tal y como afirma el Presidente de ADICAE, Manuel Pardos, "el abuso de las cláusulas suelo denunciado por ADICAE comienza no sólo a obtener un importante apoyo social y ciudadano, sino que avanza tanto en el plano judicial como el parlamentario", lo que a su entender pone de manifiesto que "a pesar de la cerrada posición del Ministerio de Economía y del Banco de España y sus ‘sobreprotegidos' usuarios reales (bancos y cajas de ahorros) es evidente que el abuso de las cláusulas suelo deberá ser eliminado, regulándose la aplicación de esta condición".

En relación a las sentencias que se van produciendo, a pesar de la acción de cesación de anulación de la cláusula, no resarcen ni pueden resarcir los daños causados en los últimos años a los usuarios afectados, no sólo porque en esas demandas no se solicita dicho resarcimiento sino porque la organización que las ha interpuesto carece de legitimidad, tal y como manifiesta la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de España al no ser una asociación de consumidores y usuarios.

De esta forma -destaca ADICAE- "resulta engañoso incitar a los usuarios a seguir esta vía de la reclamación individual de la mano de una organización que no es más que un consulting de abogados bajo una apariencia de asociación de consumidores ya negada por sentencia firme". Fuente legaltoday

 

Llegar a pagar casi 1.800 euros más de lo que marcaría el Euríbor en estas ocasiones es algo a lo que los bancos no van a renunciar tan fácilmente. Según datos de Adicae, casi cuatro millones de hipotecas en España tienen vigentes estas cláusulas. Aunque en casos puntuales algunos jueces han declarado ilegales y abusivos estos ‘suelos’, todavía miles de personas se están viendo afectadas por ellos. Una de las soluciones para las personas que se vean en esta situación es intentar cambiarse de banco, negociar o acudir a alguna asociación de consumidores para poner demandas colectivas.



Las cláusulas suelo perjudican más que nunca

El Euríbor ha marcado recientemente un mínimo histórico mensual inferior al 1%: un 0,88% como media del mes de agosto. Esta notable rebaja frente al mes de agosto de 2011 (2,097%) rebajará casi en 1.000 euros al año la cantidad que tendrá que pagar el hipotecado en sus mensualidades. Es ahora más que nunca cuando se hace más patente los perjuicios que suponen las cláusulas suelo en algunas hipotecas, que con el tiempo se van agravando.

Si tenemos una hipoteca de 180.000 euros a 25 años referenciada al Euríbor de agosto de 2012 más un diferencial del 1%. Normalmente, los suelos hipotecarios oscilan entre una obligación a pagar de un interés mínimo que iría del 2% al 3,5%. Veamos qué cantidad de más toca a pagar para cumplir con los diferentes suelos hipotecarios:

  • Con un suelo al 1,50%, el hipotecado no notaría esta cláusula y su cuota mensual no sufriría ningún efecto, ya que en este caso, el tipo de interés (Euríbor de agosto + 1%) quedaría en 1,88%.
  • No obstante, ya con una hipoteca con un suelo al 2%, el hipotecado tendría que pagar ese 0,12% más al mes para suplir el porcentaje que marca ese suelo. Esta cantidad serían 10 euros más en la cuota mensual y supondrían 120 euros más al año.
  • Con esta misma hipoteca y un suelo al 2,50%, serían 55 euros más al mes, esto es, 660 euros más al año.
  • Si el suelo obligatorio es del 3%, el hipotecado debería pagar 101 euros más al mes, lo que supondría un plus al año de 1.212 euros.
  • Por último, si la hipoteca tiene, desafortunadamente, uno de los suelos más elevados, el del 3,50%, con esta hipoteca, debería pagar 149 euros más al mes, un total al año de 1.788 euros más.

 




 

El bajón del euribor abarata las hipotecas cerca de 1.000 euros al año

En época de crisis, desempleo y brutales recortes el euribor a doce meses, el indicador al que están referenciadas nueve de cada diez hipotecas en España, ha cerrado el mes de julio con una media del 1,061%, su cota mas baja de todos los tiempos. Esto supoen un nuevo récord que reducirá las hipotecas contratadas hace un año en cerca de 1.000 euros al año.

Tras tocar su mínimo intradía en el 0,946%, su menor tasa diaria en sus algo más de diez años de historia, el indicador suma seis sesiones consecutivas por debajo del 1%, lo que no había ocurrido jamás. Desde junio, el euribor ha caído más de una décima y en un año ha perdido más de un punto porcentual: en julio de 2011 cerró en el 2,183 %.

Esta diferencia supondrá, para una hipoteca media de 150.000 euros con un plazo de amortización de 25 años, un descuento de algo más de 80 euros al mes o cerca de 1.000 al año. Antes de la de hoy, la tasa mensual más baja del euríbor fue lade marzo de 2010, en el 1,215%, en tanto que su máximo histórico lo marcó en julio de 2008, en el 5,393%. En abril de 2010, el indicador inició una escalada desde el entonces mínimo histórico mensual de marzo, una tendencia que mantuvo hasta que, a mediados de 2011, comenzó a descender paulatinamente.

Tras ocho meses consecutivos de descensos, en junio de 2012 el indicador cerró en el 1,219%, a cuatro milésimas de su mínimohistórico, el 1,215 %, registrado en marzo de 2010. El euribor, que es en teoría el tipo de interés al que se prestan dinero los bancos en la zona del euro, sube o baja en función de las subidas o bajadas de tipos que aprueba el Banco Central Europeo (BCE), que en su última reunión fijó la tasa rectora en un mínimo histórico del 0,75%.

El organismo celebra este jueves su reunión mensual de tipos de interés, de la que los analistas no esperan un nuevo recorte, perosí medidas de apoyo a la moneda única que puedan mitigar la crisis de la deuda soberana europea. Publico.es